Pensamientos

– Soy y voy desde los márgenes… y así va mi sueño literario: escribir ante todo, todos los días;  y el reconocimiento tal vez no llegue en vida, pero encuentro suficiente la felicidad en la quietud de mi oficio, y eso me llena de fe y de propósito. ~ Ana Cecilia Blum

– En la vida ni se gana ni se pierde, ni se fracasa ni se triunfa. En la vida se aprende, se crece, se descubre; se escribe, borra y reescribe; se hila, se deshila y se vuelve a hilar. ~ Ana Cecilia Blum

– Es la educación la que nos salvará y salvará a nuestros pueblos. La reflexión sobre lo que se lee y lo que se aprende iluminará los caminos de la conciencia. La disposición de suplantar un viejo pensamiento por uno nuevo y la creación constante de ideas nos van a liberar de la tiranía de la ignorancia. ~ Ana Cecilia Blum

– Entendamos sin excusas ni pretextos que somos el producto de nosotros mismos. Somos lo que pensamos. Somos lo que decimos. Somos lo que actuamos. Y seremos lo que queramos ser. ~ Ana Cecilia Blum

– Andamos buscando la felicidad y ella ya está aquí, ha estado desde siempre; insistimos en encontrarla afuera, en las esquinas del mundo, cuando jamás ha salido de nuestro templo. ~ Ana Cecilia Blum

– Lo más valioso en la vida no es lo que tenemos sino a quién tenemos.
~ Ana Cecilia Blum

– Ni patria grande, ni patria chica. Solamente la patria infinita: la poesía.
~ Ana Cecilia Blum

– Encontrarás en la vida los que solo tienen para ofrecer las palabras y las miradas del desdén y el oprobio, pero serán más en tu camino los que te ofrecerán las palabras y las miradas de la luz. ¡Adelante! ~ Ana Cecilia Blum

– Hay algo en nosotros que sostiene claridades, y dejando atrás al otro apretado en los delirios, morirá, morirá, morirá y finalmente, naceremos… ~ Ana Cecilia Blum

– Nadie sopla mis velas, nadie comanda mis naves. Yo misma busco la estrategia o pierdo la mira. Esta es mi travesía, y esta es mi jornada. ~ Ana Cecilia Blum

– El tiempo te enseñará que las miradas del desdén pasan, vuelan, mudan, parten, se desvanecen; y que eventualmente ya no duelen tanto, y que finalmente ya se olvidan.. ~ Ana Cecilia Blum

– La vida se escurre y se hace vieja cuando uno se olvida de vivirla; cuando se anda con tanto apuro, con tanta prisa, con tantos ruidos en el pensamiento, que de descuido en descuido se pierde uno mismo, y con esta pérdida se marchan los instantes, esos instantes en los pudimos ser inmensamente felices. ~ Ana Cecilia Blum

– Volver al mismo mar es volver al desencuentro. ~ Ana Cecilia Blum

– Cuando el día termina y las ropas se van cayendo, solamente queda ella, simple y compleja, la mariposa, habitante de una alforja antigua que también guarda espejos y palabras. ~ Ana Cecilia Blum

– Ellos, los dioses de cera, todavía mastican tirrias en la misma aldea, y conspiran sobre otros los mismos funerales. Mientras yo, lejos, desde otro mundo y otro tiempo, ya dejo a mi voz libre de espanto. ~ Ana Cecilia Blum

– Todo es a nosotros desde nosotros. El resplandor o la sombra; la duda o el valor; el silencio o el ruido. Nada llega, porque todo ya habita. ~ Ana Cecilia Blum

– Yo misma soy un ser complejo, y voy llena de faltas, manchas, pecados de tristeza; con un puñado de ahogos y ausencias, de ecos innombrables; pero llevo también la sed perpetua de conocerme, una necesidad de descubrirme para reinventarme, y desde este oficio iluminado lograr los trascendentales cambios. ~ Ana Cecilia Blum

– Que no arribe al destino sin las buenas palabras; que los años no se me vengan encima sin los tesoros reales del conocimiento. ~ Ana Cecilia Blum

– No le abras la puerta a la muerte, hoy, hay que reír y soñar; escuchar música y bailar este jazz, en los brazos del tiempo. ~ Ana Cecilia Blum

– El frío, la oscuridad y el miedo siempre pasan. La poesía no es suspiro, es el artificio léxico de ordenar los signos. La espiritualidad vencerá cualquier doctrina. La verdad no se escribe en renglones torcidos.~ Ana Cecilia Blum

– Un día más no es solo un día más, es una oportunidad de vida entre la tierra y el cielo. ~ Ana Cecilia Blum

– Despierta y mira aquello que sabotea tu consciente. No te enamores de ideas, no creas más en palabras. Observa esas imágenes que ahogan la armonía, contémplalas, no son tuyas, no son tu esencia. ~ Ana Cecilia Blum

– Descanso sobre mi sombra, una pluma inventa el universo, el silencio inventa la música, un poema observa desde la ventana. ~ Ana Cecilia Blum

– Voy atenta al susurro del árbol, a la voz de la ardilla, al llamado del trueno, a la labor de la hormiga; voy atenta al propósito del gusano, a la intención de la abeja, al cántico de la vía láctea, a las rutas de la paloma, al mensaje del colibrí, a los códigos de la tierra. Voy atenta. ~ Ana Cecilia Blum

– Es importante tener fe. Fe en nosotros, fe en los demás, fe en la vida, fe en el universo, fe en lo divino. Pero aún más importante que la fe, es la acción. No esperes a que algo o alguien mueva tus montañas. Levántate, ármate de coraje y ve a moverlas tú mismo. ~ Ana Cecilia Blum

– La felicidad va por la vida vestida de instantes, y para descubrir esos instantes hay que habitar el presente. Es posible ser felices en las formas del ahora; el ayer ya se fue y el mañana aún no existe, solamente somos dueños de aquellas horas que construyen nuestro hoy. ~ Ana Cecilia Blum